Categoría: CUENTOS Y LEYENDAS

EL HADA DEL CERRO SANTA ANA

¿SABEN POR QUÉ SE LLAMA CERRO SANTA ANA, AQUEL A CUYAS FALDAS SE FUNDÓ GUAYAQUIL EN 1547? Como saben, este hermoso cerro que es parte de la Cordillera de Chongón Colonche, se levanta para otear la enormidad del Río Guayas.  A la llegada de los españoles se lo llamaba CERRITO VERDE.- Cuenta la leyenda que…
Leer más

EL HELADERO IMPERTINENTE

Una de las historias que más nos gustaba a mis hermanos y a mí, era la del HELADERO IMPERTINENTE.  Nos matábamos de risa  y le pedíamos a nuestro papi que la repita una y otra vez. Contaba que alguna vez, hace muchos años, cuando no había energía eléctrica, los curas de pueblo, aunque alzaban mucho…
Leer más

EL NEGRO BENITO

Cuenta la leyenda que en los albores de la República, un día soleado, el Negro Benito, que era un esclavo liberto, vagaba por las calles de Guayaquil, saludando a los vecinos, y esperando que alguno lo llame para que ayude en cualquier tarea, lo que le aseguraría a él, la comida del día. En esas…
Leer más

EL TINTIN

El Tin Tin es un duende, un enanito con un sombrero muy pero muy grande, que le cubre su grandísima cabeza hasta los enormes ojos; lleva vestimenta estrafalaria que le tapa su desproporcionado miembro viril.  Es un enamorador empedernido y, más que enamorador, un lujurioso empedernido. Pierde la cabeza por cualquier mujer, soltera o casada;…
Leer más

CUENTOS DEL AMOR Y EL DIABLO: A ESTHERCITA LA SOPLÓ EL DIABLO

  Comentaba mi abuelita que Esthercita, su vecina, “estaba marchita”. Diez hijos había tenido con don Víctor Manuel, lo que suponía que en 20 años desde que se hizo de compromiso, la pobre mujer no había salido de su casa, lidiando con hijos e hijas de todas las edades, lidiando con las muchachas de servicio,…
Leer más

DEL AMOR Y EL DIABLO: Por la muerte de doña Panchita

  Pascuala era una muchacha flacuchenta, calladita, que no miraba de frente. Se diferenciaba de las demás muchachas, que eran todas de piel cobriza bien templada, fuertes y avezadas, pues ella era blanquinosa –como diría mi abuelita- con un pelito claro, a quien sólo le encomendaban labores fáciles pues daba la impresión de ser muy…
Leer más

DOS CUENTOS DE NAVIDAD

CUENTOS DE NAVIDAD Mi ansiada hula hula Yo creía en Papa Noel, no había duda alguna que era él quien nos traería los juguetes, a mí y a mis hermanos más pequeños.- La tarde del 24, me asomé a la ventana del segundo piso de una casa mixta donde vivíamos. No había mucho movimiento de…
Leer más

Coplas en el entierro de Lobo

EL ENTIERRO DE LOBO COPLAS CAMPESTRES   Mientras sopla un viento frio, Entre ciruelas muy rojas Y palos de grosellas, tristes, Se entierra Lobo.               Lobo fue de alta estirpe               Gran estampa y bello andar               Fue un leal y  muy querido               Perro Pastor alemán.   Hay música de hojas al viento, Ojos…
Leer más