EL TREN DE ALFARO VS EL TREN PLAYERO

Luego del anuncio presidencial de que regalaría al país, por motivo de la fiesta cívica por el aniversario de la gesta independentista de octubre, un TREN PLAYERO, su asesor Santiago Cuesta, en entrevista en Radio Sonorama, hacía conocer que esa idea surgió del grupo de asesores frente a la presión del Presidente de que sugirieran una obra para ofrecer a Guayaquil en sus fiestas.

Con razón es que la idea la entrega el Presidente, muy festiva y alegremente, sin datos, ni estudios ni justificación técnica, como debe ser una obra que se ofrece por parte de un Jefe de Estado.

Lo cierto es que el TREN PLAYERO, concebido como un regalo para Guayaquil, deja a un lado al Puerto Marítimo de Guayaquil y pone en riesgo la ejecución del quinto puente para la ciudad.

Efectivamente, en su entrevista el Sr. Cuesta, dice que la ruta del tren será Daule-Posorja-Playas-y todos los pueblos de la costa de la provincia de Santa Elena y el Sur de Manabí hasta llegar a Manta y que servirá para promover el turismo.   No pudo explicar al entrevistador en radio Sonorama, por qué habían escogido el inicio del tren en Daule, lo que me hace pensar mal y creer que en Quito confundieron Daule con Daular.  También dijo el Sr. Cuesta que el tren se movería a diésel y que los pasajes serían subsidiados.

Lo cierto es que, el desarrollo del país, de la provincia del Guayas y de Guayaquil, si necesitan una vía férrea.  Una vía que una el puerto de aguas profundas de Posorja, con el puerto marítimo de Guayaquil, pasando por Daular (donde estaría el aeropuerto nuevo), cruce el Río Guayas en uno de los carriles del nuevo quinto puente y se conecte con las redes intermodales de movilidad existentes.

Basamos esta afirmación por las siguientes consideraciones:

  • Guayaquil está construyendo un puerto de aguas profundas en Posorja, para incrementar el comercio internacional y facilitar la transferencia de carga para la América Latina. Se espera un significativo aumento de tráfico de contenedores que vendrían en buques incluyendo los post Panamá
    • Guayaquil tiene un puerto marítimo que da servicios de calidad
  • Guayaquil programa un nuevo aeropuerto internacional en Daular
  • Guayaquil programa la construcción de un nuevo puente sobre el Guayas al Sur de la ciudad.
  • El puerto de Puerto Bolívar servirá para la movilización de cobre que ya se está explotando y reducirá la capacidad para la exportación de banano.
  • Nuestra red de carreteras no abastecería la movilización del incremento de carga. Quedaría para la movilización de personas, promoción del turismo y la agricultura. Una nueva carretera tendría un alto costo y mayor impacto ecológico.

Nuestra propuesta implica usar máquinas impulsadas por electricidad generada por sistemas de captación de energía renovable y limpia. Sería un contrasentido, en un país que está buscando eliminar los subsidios y que tiene 8 centrales hidroeléctricas y, sobretodo, que constitucionalmente proclama los derechos de la Naturaleza, que se proponga un tren impulsado con energía fósil.

Nuestra propuesta tiene las siguientes ventajas sobre la propuesta presidencial:

  • Rapidez, seguridad y eficiencia en la transportación de carga lo que generará nuevos puestos de empleo, dinamizará el comercio y la economía del país en general.
  • El Ecuador será crucial en la movilización de carga pesada en América Latina
  • Menor impacto ambiental: menos superficie talada, energía no contaminante, menor ruido, menor perturbación de la naturaleza
  • La vía férrea no sería un factor urbanizador porque estaría diseñada sin paradas.
  • Permite un sistema multimodal de movilidad de carga que podrá ser completado a futuro, lo que permitirá mejorar competitividad y dinamizar la economía del país.

 

Nuestra propuesta la hemos llamado el TREN DE ALFARO, inspirados en la idea del Viejo Luchador, de que los ferrocarriles sirvan para la integración nacional, el desarrollo social y económico, la defensa de la soberanía. La obra debe ser alfarista, incluso en la forma de financiación y administración de la misma.

 

DEFENDEREMOS EL TREN DE ALFARO, NUESTRA PROPUESTA, a pesar de la demagógica propuesta que desvirtúa lo que Guayas necesita.

Econ. Cecilia Calderón de Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *