SI PODRÍAMOS CONTEMPLAR NUESTRO MAJESTUOSO RÍO Y EL BELLO BRAZO DE MAR QUE RODEA NUESTRO GUAYAQUIL

GUAYAQUIL DESTINO TURÍSTICO (2)  TERRAZAS Y AZOTEAS

 

 Una de las características que nos hace ciudad única en el mundo es que Guayaquil está al pie del río más grande de la vertiente del Pacífico, desde Alaska a Chile: el Río Guayas. Guayaquil ve asomar el sol por el horizonte de su río y, en días despejados, desde Guayaquil se divisa el Chimborazo, una de las majestuosos montañas nevadas de los Andes, que se levanta 6.310 m. sobre el nivel del mar y es la más alta del mundo si se mide desde el centro de la Tierra pues está muy cerca de la línea equinoccial.  Parte de esta característica única es que ese sol que amanece en el Río, se va a acostar al Estero Salado, pintando el cielo de rosa y naranja.

Pero, muy pocos guayaquileños tienen el  privilegio de disfrutar de la vista del rio y contemplarlo en toda su majestuosidad.  Tampoco pueden gozar de las puestas de sol en Guayaquil, sobre el Salado, que son espectaculares. Algunos lo hemos disfrutado y nos hemos quedado extasiados, cuando hemos subido a las terrazas o pisos altos de los edificios que están en el Malecón e incluso que están una o dos cuadras atrás, o más cerca del Salado.

Sin embargo, cuando estando en los pisos altos de edificios en el centro, miramos hacia abajo, vemos que esas terrazas de los edificios aledaños, están convertidas en sitio para guardar despojos y no se las aprovecha.

Si queremos convertir a Guayaquil en destino turístico, los guayaquileños así como los visitantes, deberíamos tener la posibilidad de gozar de estas vistas espectaculares desde arriba, desde los altos edificios de la ciudad.

En muchas partes del mundo han convertido terrazas y azoteas en áreas verdes y sitios de recreación, que son muy concurridas y visitadas por locales y turistas.

Sería conveniente que el Municipio de Guayaquil, a través de ordenanza, promueva el uso de estos espacios a favor del desarrollo turístico de la ciudad. Además, esta novedad, traería como consecuencia que otra vez el centro tenga mucha vitalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *