Alfonso Espinoza de los Monteros y su vocación democrática

Esta carta fue enviado cuando don Alfonso sufrió el embate desde el poder del gobierno del Econ. Correa

 

Querido Alfonso:

 

Por tratar de molestarte, un quidam  manipuló tecnología y poder pero, no contó con la reacción de miles de ciudadanos que te quieren y te respetan, porque has sido parte de su vida tantos años, porque a través tuyo, han sido testigos de la historia, porque a través tuyo sienten y aman la Patria.   La verdad es que tal desatino puso   de relieve la entrega de tu vida al servicio de la comunidad y tus más altos valores cívicos, desde la tribuna periodística de Ecuavisa.

Al quererte ofender a ti, ofendieron a todos y todas las personas que con pasión han dedicado su vida al cumplimiento de una misión, de un deber, y lo hicieron con equidad y justicia, apegados a la verdad y buscando el bien común. Me refiero a las personas mayores, a quienes en este gobierno se ha excluido.  Es una lástima que se desestime a hombres y mujeres que a lo largo de su duro batallar por las causas de la verdad, de la libertad, de la justicia, de la ciencia, de la historia, de la cátedra, del ejercicio profesional,  han ido acumulando experiencia y se han ido convirtiendo en sabios.

El poder obnubila y a aquellos que trataron de ofenderte, les ha hecho creer que el refrán “Más sabe el diablo por viejo que por diablo”, es al revés; creen que lo saben todo porque son diablos y desdeñan la experiencia.

Coincide el despropósito hecho en tu contra, con la alegría que hemos recibido los ecuatorianos el anuncio de que te has hecho merecedor de un Record Guiness, debido a que eres el único periodista en el mundo que ha comunicado los acontecimientos cuotidianos durante  el mayor número de años, desde el mismo medio de comunicación.! ¡Felicitaciones¡

Yo y mi familia, siempre estaremos agradecidos contigo y ECUAVISA  pues  su  valiente,  tenaz, leal apoyo  a  la justicia,  para  esclarecer el  asesinato  de  mi  padre,  Econ.  Abdón  Calderón  Muñoz, -crimen de estado y de lesa humanidad que no ha querido reconocer el actual gobierno-  ayudó en grado sumo a que todo el pueblo ecuatoriano y del mundo, supiera que el asesinato fue planificado por el Consejo de Gobierno de la Dictadura Militar gobernante, a través del Ministro de Gobierno Gral. Bolívar Jarrín Cahueñas, ejecutado por sicarios contratados con dinero del pueblo, con la complicidad de algunos funcionarios del gobierno.  Uds. estuvieron a favor de la verdad, sin temor y sin medir ningún tipo de riesgos.

Alfonso, que Dios te bendiga y te guarde, que sigas muchos años más cumpliendo tu misión periodística en ECUAVISA.  Me uno a la alegría de que hayas recibido dos galardones muy importantes, que han impacto en el corazón y en el alma de tu pueblo.

Con mi consideración, aprecio, cariño y agradecimiento de siempre,

 

Cecilia Calderón de Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *