QUEJA POR DISPLICENTE ATENCIÓN DE LOS SERVIDORES DE LA SALUD

Cecilia Calderón

10 de marzo de 2015 ·

CIERTOS SERVIDORES PÚBLICOS NO RESPETAN EL DERECHO DE LAS PERSONAS AL BUEN VIVIR
Antonio García Iñiga, ciudadano ecuatoriano, padre de familia, trabajador agrícola, nacido y residente de Cerecita, parroquia Chongón, cantón Guayaquil, se cortó con un machete en el antebrazo.- El administrador de la hacienda donde trabaja –en Cerecita- lo llevó de inmediato al Centro de Salud del Km. 40 -que es al que tienen que acudir quienes viven por la carretera- pero no hubo quién lo atienda ya que la doctora no había ido, estaba en una reunión en Mapasingue.- Después, lo llevó al Centro de Salud del propio recinto Cerecita; la persona que atiende, displicentemente le preguntó si era afiliado al IESS, como dijera que sí, le dijo entonces vaya al pueblo de Bajada de Progreso, a 15 km. de distancia, que allí había un dispensario del seguro campesino.- Insistió el administrador que el joven estaba herido, oyó el problema la doctora y dijo –yo lo atiendo de inmediato, es una emergencia.- Y así, Antonio fue atendido.- Lo primero que la doctora dijo es que debe ponerse una inyección antitetánica, lo que no había en el Centro de Salud, luego lo curó, realizó la sutura y le dio pastillas para el dolor. En esos momentos llegó la Ab. Apolinario –no se qué función desempeña- y muy molesta reprendió a la doctora diciendo que si este señor es afiliado al IESS no deben gastar los recursos del Sub Centro de Salud porque le merman los derechos de la gente de Cerecita.

1.- Deben existir convenios entre el IESS y el MSP que permitan dar la cobertura de salud todos los ciudadanos, sin discrimen de ninguna naturaleza. Hay muchos trabajadores de hacienda que están afiliados al IESS pero en el sector rural no hay centros de salud del IESS para atenderlos.-
2.- Debe instruirse a los operadores de salud, con la LEY DE AMPARO AL PACIENTE para que sepan cómo actuar frente a un ciudadano que acude a ejercer su derecho a la salud;
3.- En el área rural, DEBEN TENER MEDICINA ANTITETÁNICA así como SUERO ANTIOFÍDICO, es lo mínimo que pueden dar para atender emergencias que surgen a diario.
4.- Deben instruir al personal paramédico que atiende el sistema de salud pública sobre lo que es el BUEN VIVIR, los DERECHOS CONSTITUCIONALES, lo que el Presidente quiere decir cuando proclama que ellos son de MENTE LUCIDA, CORAZONES ARDIENTES Y MANOS LIMPIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *